EL Dr. Dieb Maloof Cusse  asegura que “En Colombia el proceso de avance en salud se ha desplegado en 7 u 8 ciudades, siendo Barranquilla la primera no solo en Colombia sino en Latinoamérica, en materia de tecnología. Eso nos da la posibilidad de ser referentes a nivel mundial como una ciudad que le ha apostado a la ciencia y a la tecnología, pero también al desarrollo de estos equipos que tienen países como Estados Unidos, Francia, Canadá, España, inclusive Alemania que es nuestro referente”.

Dieb Malof A2

Dieb Maloof afirma con toda certeza que Colombia cambió el referente de que solamente era un país exclusivamente para la venta de cirugía plástica y reconstructiva, porque ahora también podemos exportar salud con procedimientos como cirugía mínimamente invasiva y cirugía de difícil manejo; pero no solamente hablamos de cirugía mínimamente invasiva para el tema gastrointestinal, para cirugía bariátrica, pancreática y biliar, sino también para el tema neurocardiovascular.

“Colombia es referente por nuestras ciudades costeras en las cirugías cardiovasculares y en los implantes y transplantes percutáneos de válvulas mitrales y aórticas del corazón, inclusive avalados por la Universidad de Miami que nos está refiriendo los pacientes hacia Colombia, especialmente hacia las ciudades de Barranquilla y Cali”, comenta Maloof.

Otro de los grandes desafíos del Médico Neurocirujano Dieb Maloof Cusse, en la tradición de sus ancestros Árabes por las ciencias de la salud, ha sido la creación y consolidación de un centro asistencial de gran calificación profesional y alta tecnología; meta que hoy constituye la Clínica La Misericordia Internacional.

Dieb Maloof describe a la clínica La Misericordia internacional como “una organización planteada a través de unas plataformas estratégicas definidas. No solamente tenemos una plataforma hospitalaria inteligente, como hoy lo estamos visualizando, con una proyección a 20 años más, sino también fortalecida con todo lo que es plataforma de talento, ciencia y docencia. La docencia de servicio como una plataforma es un eslabón importante para el desarrollo de la institución. Todo ello tiene el propósito de lograr una institución de estas características, donde tengamos la confianza y la seguridad de que el talento, la tecnología y obviamente la hospitalización, sean de las mejores plataformas a nivel mundial”.

Las bases para todo el sistema integrado que hacen de la Clínica La Misericordia Internacional más que una institución hospitalaria inteligente, tienen como fundamento la red de socios estratégicos integrada por personal médico y paramédico. Y también están, desde luego, los socios que le han apostado a la clínica La Misericordia Internacional. “Son unos socios extranjeros que tienen un porcentaje que no supera el 30% y el resto somos todos colombianos. Entre ellos estamos mi familia y mis amigos y colegas de desarrollo de esta organización”, sostiene Dieb Maloof.

Pero esta es una apuesta que no resulta nada fácil de manejar, tal como hoy se está viendo el asunto en el sector salud a nivel nacional, dice Dieb Maloof, subrayando que estamos ante un sistema perverso que ha generado debacles de tipo financiero por la corrupción administrativa, la corrupción política y obviamente lo que siempre preocupa, los sobrecostos. Esa condición ha hecho que el sector salud esté desfinanciado y termine siendo bastante complejo para que el que quiera meterse en esta unidad de negocio.

ATENCION CON SENTIDO HUMANO

Una de las máximas de Dieb Maloof es que “hemos considerado siempre que la atención con sentido humano es nuestro eslogan y nuestro lema definitivo para la atención de nuestros pacientes y sus familiares agregados que vengan a ser atendido en nuestras instituciones”.

“Si no damos ese valor agregado, no damos esa plusvalía, no damos esa diferenciación, vamos a ser calificados de la misma manera como son calificadas las demás instituciones del país, de las que siempre se habla mal. Ese es nuestro valor agregado que se lo inculcamos a nuestros profesionales y a nuestro personal paramédico y administrativo. Siempre al paciente hay que buscarle el mejor sentido para sanarlo. Y sanarlo va, desde una sonrisa hasta una cirugía de alta complejidad. Y no solamente porque tiene un carnet A, B, C o D debe ser atendido de diferente manera. La atención debe ser con disposición integral con la mejor disposición o predisposición posible ”,

Tomado del articulo: http://extranoticias.com.co/sitio/la-historia-clinica-del-neurocirujano-dieb-maloof-desde-la-perspectiva-amor-la-medicina/